Buscar

IMPORTANCIA DE UNA BUENA CORRECCIÓN

Por Szabine S. Czik


¡Felicidades! Ha llegado aquel ansiado momento, has terminado tu libro. Sólo tú sabes el esfuerzo que hay detrás y todo lo que ha costado. Al fin podrás enviar tu libro a una editorial. ¿Cuántos hemos esperado este momento? Diría que todo escritor lo ansía, y la realidad puede ser así, pero déjame darte un consejo, “No porque hayas terminado el libro, debe ser el final del camino”. Y es que, como he mencionado en otros blogs, escribir es un proceso, y dentro de este, existe un paso fundamental a realizar, si quieres aumentar tus chances de ser considerado por una editorial y no ser rechazado. ¿Qué paso puede ser tan importante? Pues, la revisión y corrección de nuestro propio manuscrito. Sin importar si deseas publicar en una editorial tradicional como no, la recomendación será la misma.  Para auto-corregir un libro es necesario reconocer que lo que hemos escrito es imperfecto y necesita tanto ajustes a gran escala como pequeños cambios; lo cual llevará trabajo, mucho, pero es necesario para generar una obra de calidad.

Algunos consejos sobre el proceso:

1. Edita al final Por lo general, a muchos nos pican las ganas de releer nuestro propio trabajo desde que empezamos a escribir, pero intenta no hacerlo. Solemos ser muy críticos y perfeccionistas con nosotros mismos, por lo que, si volvemos atrás cada dos por tres, probablemente perderemos el tiempo en detalles que puede que lleguen a desaparecer en la versión final del escrito o novela. Es importante esperar hasta el final.

2. Deja pasar un tiempo antes de editar Es importante reposar nuestro escrito, mínimo un mes, tras haber terminado. Así cuando vuelvas a tomarlo, serás más objetivo cuando lo revises. aproximándote con una mirada similar a la de un lector y no la de autor.

3. No sufras… el primer borrador NO es bueno No sufras al darte cuenta de que esto que te ha tomado tanto tiempo escribir, no es bueno, ni mucho menos algo publicable. Tendrá muchos errores e incoherencias, faltas ortográficas y otros. Ya que la labor de un primer borrador no es ser perfecto, si no, solo plasmar ideas. Es por esto por lo que se sugiere nunca enviar el primer borrador a una editorial. Lo más probable es que llegues a tener dos o tres borradores antes de llegar a la versión final.

Por esto, terminado el primer borrador, déjalo a un lado por un mes y luego, léelo con el espíritu más crítico y compasivo, acompañado de un lápiz y una libreta. Analiza y anota los juntos fuertes y débiles de la trama, plantea las preguntas difíciles y respóndelas, dale soluciones a las problemáticas que has encontrado. Y reescribe, sin importar el trabajo que suponga. Terminado esto, tendrás un segundo borrador y tu manuscrito estará cada vez más cerca de la imagen que tenías de él. Repite el proceso, déjalo reposar, relee e intenta responder lo siguiente ¿Has logrado los objetivos propuestos? La respuesta te dará luces de si debes volver a tras o debes continuar. Cuando llegue la revisión final de tu escrito, en la que las cuestiones fundamentales están resueltas, será hora de dedicarle tiempo a las palabras (manera en que se narra, estilo, diálogos, ambientaciones, las palabras en sí que se usan y como están escritas, entre otras). Esto se deja para el final, debido a que no tiene sentido escribir párrafos perfectos si se describe una situación que no tendrá lugar finalmente, se perdería mucho tiempo. Escribir es un proceso que puede resultar duro, pero puede ser muy gratificante. No te desanimes y pon ojo a estos detalles antes de enviar tu manuscrito a cualquier editorial sin importar cual sea. Aumenta tus chances de ser publicado.

Envíanos tu manuscrito a info@edicionesursus.com


25 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.