Buscar

ESTABLECE OBJETIVOS PARA TERMINAR TU LIBRO

Por Szabine Csik.


Si has decidido escribir un libro puede que hayas descubierto que la parte más difícil es comenzar. No importa cuán fuerte sea tu motivación o cuán convincente sea el tema, motivarse para comenzar es una tarea difícil. Necesitarás practicar y tener autodisciplina. Suena duro, pero vale la pena.



Aunque no lo creas, incluso los objetivos más básicos, como levantarse más temprano para escribir una sola página cada día, pueden ser efectivos. Con el tiempo estas páginas se sumarán y podrás tener un libro listo dentro de doce meses. Pero si eres ambicioso, es posible que prefieras objetivos más altos.


· OBJETIVOS

Si estás luchando por superar tu miedo a escribir un libro, la forma más simple es dividir el proceso de escritura en pequeños objetivos, así no perderás el camino en el proceso.


Estos objetivos deben cumplir 4 condiciones:

1. Ser concretos

2. Realistas

3. Que dependan únicamente de ti

4. Que sean acotados en el tiempo


Por ejemplo, proponerse “tener éxito” no es un objetivo concreto. No depende únicamente de ti y realmente no sabes cuánto tiempo te tomara. Es una buena meta de vida, sí, pero posiblemente te desanimes pensando en el largo plazo.

Debido a esto, las metas a corto plazo nos entregan mucha más satisfacción. Divide la meta “tener éxito” en pequeños objetivos. ¿Qué necesitas para tener éxito? Posiblemente escribir un libro en este caso. Pon una meta realista y concreta, acotada en tiempo, como “escribir 2.000 palabras en un día”, esto es alcanzable ¿no? y mucho menos abrumador.

No te darás cuenta cuando ya tengas un libro finalizado.


· GENERA CONCEPTOS BÁSICOS

Destila tu libro en dos, tres o cuatro ideas o conceptos básicos. ¿De qué tratara?, ¿Cuál es la problemática principal?, ¿Entorno en el que gira la historia? Esto debería brindarte suficientes detalles para expandirte en un libro, además de darte la base para muchas más ideas. Por otro lado, te hará más fácil saber qué se debe incluir en el libro, así como también cómo se puede organizar esa información.


· ESQUEMAS DE TRABAJO

Planificar evita que tengas que repensar y reescribir tu libro, también te hace tener más confianza en tus ideas, para que puedas escribir de manera rápida y efectiva desde el principio. Decide el orden en el que deseas abordar cada concepto central, luego desarróllalos, enumerando todos los puntos para ilustrar y defender cada uno de ellos.


· CREA UN HORARIO

Luego de haber realizado lo anterior, el paso final a considerar es, ¿Cuánto tiempo te llevara completar cada elemento? Asigna fechas a tus pequeños objetivos, teniendo en cuenta el tiempo que le dedicarás a terminar cada uno. Si bien es posible que no te adhieras exactamente a este cronograma, debería ayudarte a mantener la concentración durante todo el proceso.

Tenemos que vencer la inercia que nos hace alejarnos de la silla de nuestro escritorio y el miedo a escribir sobre la página en blanco, y esto sólo lo podrás conseguir estableciendo fechas límite para la consecución de tus objetivos, obligándote a sacar adelante aquello que tanto deseas cada día.

Conclusión

Escribir un libro es un largo viaje por carretera y hay que mantenerse concentrado en cada paso del camino. Si solo te enfocas en la línea de meta corres el riesgo de quemarte, así que piensa en objetivos concretos y pon una fecha límite. Hazte el único responsable de la consecución de tus objetivos.

¡Ve por ello! Eventualmente te encontrarás en la última etapa de tu viaje de escritura y de repente te darás cuenta de que estás en la línea de meta.


Fuente Jerry Jenkins, Brian Tracy, Abel Amutxategi y Vic Blázquez.

11 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.