Buscar

EMOCIONA CON TUS PERSONAJES

Por Szabine Csik.


Representar emociones de manera efectiva es un desafío para todo escritor, pero es una habilidad fundamental en la ficción, ya que los lectores buscan aquellas historias que no puedan sacarse jamás de la memoria y el corazón. Si como escritores no logramos evocar emociones, habremos fracasado como narradores de historias.



Existen dos formas básicas y directas de expresar emociones a través de los personajes:

1. Nombrar la emoción

Ya sea desde el mismo personaje o en una conversación con otro. Esta es una manera sencilla y directa de hacerlo, debido a que simplemente es la voz narrativa la que nos explica lo que siente cada uno de los personajes.

2. Haz uso de los pensamientos

Es una variante de lo anterior. En este caso no es la voz la que explica, si no los propios pensamientos del personaje. Esto se utiliza bastante en los diálogos entre los guiones, además de la narración en sí.

Si bien estas opciones son las más sencillas, no se recomienda su uso exclusivo durante toda la historia. ¿Por qué? Por la famosa regla “Mostrar, no contar”, la cual básicamente recomienda no explicar al lector lo que sucede con el personaje, sino darles a los lectores los elementos necesarios para poder entenderlo. Esto es importante, ya que de esta forma lograremos que estos sientan que confiamos en su inteligencia para deducir lo que ocurre.

De todas maneras, tengan en cuenta que no pasa nada si deciden usar al narrador como emisor de las emociones más de una vez. La recomendación va en realizar combinaciones para lograr mejores textos. Por esto, te dejamos 3 formas más directas y profesionales de expresar sentimientos.


1. Haz uso del lenguaje corporal

Una forma indirecta de mostrar lo que el personaje siente o piensa es por medio de los gestos y expresiones corporales. El lenguaje gestual en el ser humano es bastante rico, y como dicen, un gesto dice más que mil palabras.

2. Haz uso de las acciones del personaje

Otra forma de mostrar emociones es por medio de las acciones, las cuales pueden ser momentáneas como romper algo o acciones cuya significancia se vea posteriormente en la historia, como el no contestar una llamada y más adelante en la historia conocemos los motivos reales.

3. Haz uso de los símbolos, motivos y ambientación

Por último, la forma más indirecta es el uso de los símbolos, motivos y la ambientación. Se puede usar el clima para simbolizar los sentimientos de los personajes como, por ejemplo, la lluvia si se siente triste, días soleados si se esta feliz e incluso tormentas para emociones de enojo.


En conclusión, el cuerpo de una persona siente y revela emociones, y hay muchas formas de expresarlas, tanto directa como indirectamente. Lo importante es no usar exclusivamente una forma de expresar emociones y mezclar las fórmulas para crear textos más ricos y cautivantes, que hagan que el lector recuerde por siempre sus historias y personajes.

Sin embargo, no te sientas con la necesidad de que el lector sepa el estado emocional de todos en cada escena.  Piensa en formas de revelar la emoción que tu personaje podría no quiere que se note o en las cosas que podrían desencadenar emociones en tu personaje. 


Fuentes: Diana P. Morales, Jerry Jenkins, CS Lakin, Sinjania.

9 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.