Buscar

EL MEJOR FINAL PARA TU NOVELA

Por Szabine Csik.



Sin importar el tipo de narración o género, las historias universalmente se caracterizan por poseer una introducción donde se presentan los personajes, los acontecimientos y se plantea el conflicto central; un desarrollo, tanto de las diversas intrigas como el aumento de la complejidad de los acontecimientos; y finalmente el desenlace, donde el nudo se deshace y se resuelven los distintos problemas de la historia, siendo una serie de acontecimientos que siguen al clímax de una obra y que sirve como final o conclusión. Como se planteo en el artículo anterior, los finales nunca son sencillos de escribir, sumado a que existe una gran variedad de ellos.

En base a esto, hay que tener 5 consideraciones a la hora de escribir el final de una novela:

1. Pregúntate si ha finalizado el conflicto.

2. Fíjate en si se han cumplido o no los objetivos de tu protagonista.

3. Comprueba que has dejado atrás el clímax.

4. Asegúrate de que tu final es lógico.

5. Verifica que has desarrollado la estructura que habías planeado.

Ya teniendo en cuenta esto, te presentamos algunos de los tipos de desenlaces que existen para que puedas elegir uno para tu historia.

Tipos de Desenlaces

Según afecte al desarrollo de la historia:

· Cerrado:

Es aquel en el que las incógnitas de la trama principal quedan respondidas, al menos en su mayoría. Sabemos cuál es el futuro de nuestro protagonista y si ha conseguido o no lo que deseaba.

· Desenlace abierto:

En este final alguna de las incógnitas de la trama queda sin respuesta. Los cuales son especialmente útiles cuando planeas escribir más de un libro (ejemplo: bilogías, trilogías, sagas) o bien porque has dejado pistas para que tu lector/a interprete la historia y el final de tu protagonista libremente.

· Desenlace circular:

Es aquel en el que el protagonista, después de haber vivido todo lo que debía vivir, regresa al punto en el que partió la historia, pero no es la misma persona que inicio el viaje. Como es el caso de Frodo en el señor de los anillos.

Según la emoción que provoca en la persona que lee:

· Feliz:

El protagonista logra su objetivo y es más feliz que antes. Este tipo de final suele transmitir un mensaje esperanzador y optimista sobre la vida.

· Triste:

En este tipo de finales el protagonista no logra su objetivo y su vida o su ánimo empeora.

· Trágico:

En este tipo de finales el protagonista no solo no consigue su objetivo, sino que además ocurre algo terrible al final (por ejemplo, muere o alguien querido).

· Agridulce:

Este tipo de finales no es del todo feliz o triste. Más bien tu protagonista no consigue su objetivo, pero sí algo similar que le da cierta esperanza o bien lo consigue, pero pierde algo importante en el camino.

Finalmente…¿Cuál es mejor?

La verdad es que el tipo de final no importa, ya que cada lector posee sus propias preferencias. Lo que debes tener en consideración es que este bien construido y sea lógico para la historia que has desarrollado, además de incluir algo de sorpresa. Tus lectores pueden disfrutar cualquiera de estos finales.

3 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.