Buscar

¿CÓMO MANTENER LA MOTIVACIÓN AL ESCRIBIR?

Por Szabine K. Csik

Es difícil mantenerse motivado todo el tiempo, y en especial cuando nos encontramos pasando por tiempos tan convulsionados como los actuales, donde las emociones se ven afectadas por la situación a nivel mundial. Tenemos mucho tiempo libre y más de alguno habremos pensado en usarlo para escribir ese proyecto que tanto hemos esperado. Pero ¿qué pasa cuando, conforme pasan los días, semanas, incluso meses, ves que la progresión es lenta y cada vez te cuesta más, o que pareciera que el proyecto no parece llegar a ninguna parte? Aunque muchos escritores crean que escribir es una especie de posesión divina de la inspiración o de la musa creativa, la realidad es otra la mayor parte del tiempo. Escribir no es una tarea fácil, implica un proceso y trabajo duro como cualquier otro. Lo cual, con falta de motivación, nos puede hacer sentir como si escribir fuera un constante lunes por la mañana y posiblemente querrás hacer otras cosas en esos momentos. Es por esto por lo que mantener la motivación es fundamental, a pesar de lo difícil que pueda verse. Y ¿Qué es la motivación? Pues, es el impulso mental que nos da la fuerza necesaria para iniciar la ejecución de una acción, y para mantenernos en el camino adecuado para conseguir nuestras metas. Existen dos tipos, la Motivación Intrínseca, la cual viene desde nuestro interior. Ésta es la chispa que nos impulsa desde el primer momento a atrevernos con aquel proyecto que queremos llevar a cabo; sobrellevando las dificultades. Al principio todo parece fluir. Por otro lado, está la Motivación Extrínseca, que viene de fuera. Ésta proviene de recompensas del exterior, como dinero o calificaciones, la cual proporciona satisfacción que la tarea en sí no está entregando. La importancia de saber esta distinción es que, cuando falla la primera comienzan las preguntas que tanto odiamos, pero que no podemos evitar hacernos. ¿Sirvo para esto? ¿Está historia vale la pena? ¿Debería rendirme? Son estos los días en los que nos cuesta sentarnos a escribir y en los que realmente no existe nada que nos motive. Sólo queremos terminar con ello y dedicar nuestro tiempo a otra cosa u otra carrera. Es por esto por lo que hablaremos de algunos trucos para mantener la motivación, ya sea para escribir o para que puedas utilizarlos para tu vida cotidiana.

  1. Admira los pequeños logros o progresos Al ver nuestro objetivo final, este puede ser agobiante, ya que hay un gran trecho desde el inicio al final. Es por esto que para no desmotivarnos debemos ver ese camino como una carrera, donde cada paso que demos es un paso más cerca de la meta. Es importante bajar nuestras expectativas y exigencias a largo plazo, y concentrarnos en pequeños objetivos que nos permitan generar la sensación de progreso. Un ejemplo de esto, relacionado con la escritura es: Si el plan es llegar a 50.000 palabras, divíde esa cantidad en proporciones más pequeñas, como 2.000 a 1.500 palabras diarias, lo cual suena más realista y fácil de lograr.

  2. Divide en pequeñas tareas Si divides tu objetivo en pequeñas metas y estás en pequeñas tareas, puede que tengas una lista interminable de cosas. ¿Cuál es la gracia de esto? Es que ya no te encontraras preguntándote constantemente ¿Y ahora qué?, debido a que siempre tendrás algo que hacer, y concretarlas te dará sensación de productividad y avance, en vez de estancamiento.

  3. Disfruta del proceso Dentro del proceso, podrás ganar muchas cosas, como por ejemplo: conocer gente, compartir tus pensamientos y creaciones, generar conversaciones interesantes y comprobarás que puedes aportar en la vida de otros. Quizás no a todos les guste tu trabajo, pero ¿Y eso qué? lo importante es a quienes llegas con tu obra y que les aporta en sus vidas.

  4. No te obsesiones Si te encuentras estancado, déjalo por el día y dedícate a algo que te entregue gratificación. Deja que tu mente se relaje y divague, aunque no lo creas tu mente sigue trabajando inconscientemente, las ideas vendrán. Tan sólo hay que saber parar y no terminar asociando la escritura y el proceso con algo negativo, ya que eso es peor que no escribir.

  5. Reúnete con otros escritores Ya sea reunirte realmente o ver videos en youtube de otros escritores, podrás identificarte, compartir vivencias y experiencias que pueden resultar gratificantes. Además de que puede ser el gramo de inspiración que necesitas. Muchos escritores tienen sus propios procesos y al conocerlos puedes obtener ideas para probar y renovarte.

  6. Recompensas Date recompensas a cambio de cumplir tus metas, y claramente tiene que ser algo que desees para que te sientas motivado de continuar con la siguiente meta u objetivo. Muchos pensamos que el sólo hecho de escribir debería brindarnos placer, satisfacción y motivación. Pero la realidad es que, lo queramos o no, somos humanos y tenemos debilidades. Es por esto por lo que no debes sentirte mal porque a veces no tengas ánimos de escribir y necesites ayuda para retomar el camino.


Usa estos consejos y termina esa historia por la que tanto te has esforzado. ¡Disfruta el momento! Envíanos tu manuscrito a info@edicionesursus.com

22 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.