Buscar

¿CÓMO ESCRIBIR UNA HISTORIA CON PERSONAJES CREIBLES?

Por Szabine Csik.


Uno de los elementos principales al enfrentarse a una nueva historia son los personajes, ya que son ellos los que componen el centro de la trama, además de ser quienes consiguen captar y mantener la atención del lector a través de su identificación con alguno de ellos, o a través de la personalidad que cada escritor consiga darle. Es por esto por lo que para que tu lector decida dar vuelta la página, es una obligación presentar personajes creíbles con defectos humanos, y que sean éstos quienes se conviertan luego en el héroe de la novela. Pero ¿Cómo logramos eso?

Primero que nada, es necesario comprender los tipos básicos de personajes que existen en una historia y los roles que desempeñan. A continuación, te presentamos algunos:



1. Protagonista

Este personaje, como su nombre lo indica, es el principal. Él o ella debe ser tu enfoque, la persona en la que quieres que los lectores inviertan su tiempo y se preocupen. Al ser el personaje que conduce la trama, persigue el objetivo, cambia y crece a medida que avanza la historia, debe poseer:

  • Debilidades humanas redimibles.

  • Cualidades potencialmente heroicas que sobresalgan en el clímax.

  • Un arco de personaje (convertirse en una persona diferente, mejor y más fuerte al final).

Y como hemos dicho en post anteriores, siempre resiste la tentación de crear un personaje

perfecto, ya que la idea es que el lector pueda identificarse.


2. Antagonista

Este personaje es comúnmente denominado como el villano, siendo quien se opone y provoca al protagonista. Cuanto más formidable sea éste, más convincente será tu personaje principal. El ántagonista debe poseer las siguientes características:

  • Una historia de fondo realista y comprensiva.

  • Exhibir poder.

  • Obligar al protagonista a tomar decisiones difíciles.

  • Hacer que el protagonista crezca.

Ten cuidado, eso sí, de hacer al villano malo solo por ser malo, sin ningún tipo de motivación u objetivo más profundo. Hay que convertir al enemigo en un personaje digno, dándole motivos realistas y creíbles. Ten en cuenta que a los antagonistas más convincentes les han sucedido cosas malas, experiencias que los hacen pensar de cierta forma. Ellos no se ven a sí mismos como malos, si no que justifican sus acciones a través de un fin que concideran mejor.


3. Compañero

Este personaje es considerado como el más importante para el protagonista, puesto que es quien ayudará al personaje principal a través de la historia. Es importante decir que no todos los compañeros apoyan, algunos de ellos pueden cambian de bando, obstaculizándo el viaje del protagonista, otros pueden resultar ser el villano.


4. Carácter orbital

Este personaje es el que le sigue al compañero, siendo éste el que suele ser un instigador, lo que causa problemas al protagonista y le da muchas oportunidades para brillar. A veces también resulta ser el antagonista.


5. Interés amoroso

Este personaje es del afecto más profundo para el protagonista, el cual puede servir tanto como potenciador o como obstáculo para el logro de los objetivos. Un interés amoroso bien

interpretado puede ayudar a revelar las fortalezas y vulnerabilidades del personaje principal. Pero ten cuidado, ya que al igual que con tu personaje principal, un interés amoroso demasiado perfecto fracasará y resultará poco realista.


6. Confidente

El personaje confidente es aquel en el cual el protagonista más confía. Suele ser un mejor amigo/a, puede obedecer a un interés amoroso o a un mentor/a. El

confidente es una herramienta fundamental a través del cual se revelan los pensamientos y

sentimientos de tu protagonista.


7. Extras

Estos personajes suelen ser utilizados para fines específicos y limitados, siendo más bien un fondo que va y viene, y con los cuales el protagonista se encuentra como un cajero, un camarero, un policía, etc. Son quienes a menudo dan sentido a la historia, así que ten cuidado de no convertirlos en clichés.


8. Frustrador

Como el villano, este personaje es lo opuesto al protagonista, logrando destacar sus fortalezas, aunque no es el antagonista. Más bien, expone la personalidad del protagonista, sus propios miedos, limitaciones, etc, logrando que se vea más humano.


Ya con estos 8 tipos de personajes puedes elegir los que se ajusten a tu historia y dar rienda suelta a tu imaginación. ¡Puedes hacerlo!


Fuente Jerry Jenkins.

2 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.