Buscar

CÓMO ESCRIBIR UN LIBRO DE PRINCIPIO A FIN

Por Szabine Csik.



Convertirse en el autor de un libro puede cambiar tu vida, ya que tendrás el poder de influir e inspirar a otros con tus palabras. El problema está en que no es sencillo y tendrás la tentación de dejar de escribir constantemente cuando te quedes sin ideas, cuando tu historia te aburra o simplemente al distraerte. Es por esto que la clave está en seguir un plan paso a paso.


PARTE 1: Antes de Escribir

1. Establece tu espacio y Herramientas de escritura

Es verdad que un escritor debiera poder escribir en cualquier lugar, pero es más cierto aún que todo escritor posee su santuario. Naturalmente que cuanto más agradable, más cómodo y privado puedas hacer tu guarida de escritura, mejor.

En cuanto a las herramientas, no te quedes corto con la computadora. Muchas veces necesitaras un poco de papel y lápiz. Contempla todo lo que podrías necesitar: post-it, archivadores, blocs de notas, diccionarios y, por supuesto, una silla cómoda. No hay nada peor que tratar de ser creativo y escribir en agonía.


PARTE 2: Cómo comenzar a escribir un libro

1. Rompe tu libro en pedazos pequeños y Establece tu GRAN idea

Un libro puede ser un proyecto colosal, pero velo como el conjunto de muchas partes. Ve tu libro como un grupo de oraciones, párrafos y páginas. Reduce tu idea en una página y luego en una sola oración o premisa. Cuanto más especifico sea, más enfocado estarás al escribir. Pero antes, define tu idea. Debe ser algo que te apasione y te atraiga al teclado. Pero ¿Cómo saber si funcionara? El concepto correcto simplemente funciona, y lo sabrás cuando aterrices en él.


2. Construye un esquema

Al escribir, no importa si eres un escritor de mapa o brújula, debes tener una visión clara y básica de hacia donde te diriges. Crea un documento con direcciones que te den algo de estructura y te proporcione una red de seguridad en momentos donde no sepas que hacer con la historia.


3. Establece horarios y plazos sagrados

Si deseas escribir de manera seria, es necesario adoptar horarios que te ayuden a instaurar el hábito. Ojalá seis horas a la semana, de tres sesiones de dos horas o seis de una hora, lo que mejor funcione para ti. No encontraras un tiempo ideal, tienes que hacértelo. Y establece plazos, ya que si no los tenemos, rara vez hacemos algo, necesitamos esa motivación. Pon fechas límite y presiónate lo suficiente, de una manera realista.


4. Abraza la procrastinación

Lo has leído bien. No pelees o te desanimes ante algo que es inevitable, predecible y a la vez productivo. Mientras pospones la escritura, tu subconsciente está trabajando, es parte del proceso. Cuando empieces a escribir de nuevo, disfrutarás de las sorpresas que tu subconsciente te revela.


5. Elimina las distracciones y mantente enfocado

Busca aplicaciones que te permitan bloquear tu correo electrónico, redes sociales, navegadores, aplicaciones de juegos, lo que desees durante las horas que desea escribir.


6. Conduce tu Investigación

Investigar es fundamental dentro del proceso, ya sea si escribes ficción o no ficción. Ya que hay un proceso de creación a la base y debes hacer que resulte creíble para el lector.


7. Comienza a llamarte escritor

Tu voz interior puede decir "No eres escritor y nunca lo serás. ¿Quién crees que eres tratando de escribir un libro?” Esa puede ser la razón por la que te estancas al escribir, pero si estás trabajando en escritura, estudiando o practicando, eso te convierte en escritor. No esperes hasta alcanzar un nivel artificial de logro antes de llamarte escritor. ¿Eres escritor? Dilo


TERCERA PARTE: La escritura del libro

1. Piensa primero en el lector

Al final de este proceso, lo más importante siempre será el lector. Cada decisión que tomes acerca de tu manuscrito debe ejecutarse a través de este filtro. Por lo que necesitas tener claro tu público objetivo, ¿Edad áspera?, ¿Intereses generales?, ¿Ama?, ¿Odia?, ¿Capacidad de atención?


2. Escribe una apertura convincente y llena tu historia de conflicto/tensión

Las primeras líneas muchas veces determinan si el lector continuara la historia o no, y no sólo eso influye en aquella decisión. El lector anhela el conflicto, y sí escribes una novela donde todo va bien y todos están de acuerdo, tu lector pronto perderá interés.


3. Apaga tu editor interior mientras escribes el primer borrador

A muchos de nosotros los perfeccionistas nos resulta difícil escribir un primer borrador, sin sentirnos obligados a hacer que cada oración sea exactamente como la queremos. Esa voz en tu cabeza que cuestiona cada palabra, ese es solo tu alter ego editor, y necesita que le digan que se calle.

Nuestro trabajo al escribir ese primer borrador es entender la historia, el mensaje o la enseñanza. El centrarse en corregir o editar cada palabra mientras escribes solo te hará perder tiempo valioso y no avanzaras. Edita al final.


4. Persevera a través del maratón del medio y Escribe un final rotundo

La mayoría se da por vencido en “El maratón del medio”, un tramo difícil para los novelistas que tienen un gran concepto, un abridor impresionante, y no pueden esperar para llegar al final dramático. Dándose cuenta de que no tienen suficientes cosas geniales para llenar el medio. La solución está en la etapa de bosquejo, asegurándose de que tus puntos intermedios y capítulos sean tan valiosos y magnéticos como el primero y el último. Y el final, bueno, es importante para cualquier tipo de libro, es como la cortina del teatro de Broadway cuando cae y se encuentra con el piso.

Con estos consejos tienes lo que se necesita para escribir un libro. Puedes hacerlo, da un paso a la vez y mantente enfocado. Y quién sabe, quizás para este año o el año que viene tendrás una copia publicada de tu libro.


Fuente Jerry Jenkins.

52 vistas
Contacto

Badajoz 100, Oficina 523

Las Condes, RM, Chile

​​

Cel: +569 9407 1770

info@edicionesursus.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 by Ediciones Ursus SpA.